2 comentarios

“Nuestra Señora de Urkupiña” cumple sus bodas de oro con reconocimientos insignes

“Nuestra Señora de Urkupiña”, festejó sus bodas de oro en el teatro Teófilo Vargas

En un acto sencillo en el teatro Teófilo Vargas, la comunidad urkupiñense, maestros, alumnos, exalumnos, e invitados especiales, autoridades nacionales, departamentales, municipales, educativas  y eclesiásticas, rindieron homenaje y reconocimiento a los cincuenta años de  servicio del Instituto Parroquial Nuestra Señora de “Urcupiña”.

Monseñor Luis Sainz entrega un reconocimiento al padre Federico Torrico

Entre las autoridades e invitados especiales figuraron: Monseñor Luis Sainz; Padre Federico Torrico, exdirector; Bernard Gutiérrez, diputado nacional; Oscar Mercado y Adolfo Arispe, asambleístas departamentales; Jorge Ponce, director departamental de Educación; Cinthia Fernández, Concejal;  Selier Quispe, asesor de la alcaldía; Germán Rico, presidente de ANDECOP filial Cochabamba, entre otros.

Nuestra Señora de Urkupiña recibió reconocimientos importantes tales como: Medalla de Oro, Orden Virgen de Urkupiña, por Ordenanza Municipal 38/12, de manos de la vicepresidenta del ente deliberante, Cinthia Fernández.

La Asamblea legislativa departamental, de la misma manera, entregó una distinción honorífica de manos del asambleísta y exalumno, Oscar Mercado.

El Gobernación de Cochabamba entregó un Decreto departamental, reconociendo los 50 años de la institución educativa.

De la misma manera, ANDECOP y la Dirección Departamental de Educación, homenajearon el trabajo de la institución mediante resoluciones que resaltaron el excelente trabajo de los educadores y por ende de los alumnos destacados.

A su turno, el Sindicato de Trabajadores de la prensa de Quillacollo, el Comité Pro Quillacollo, la Cámara de Medios del Valle Bajo, la alcaldía y los alumnos de la promoción 2012, distinguieron con medallas a la institución.

Otras instituciones, como la Universidad del Valle y la editorial Santillana, entregaron reconocimientos.

En la ocasión, el director Nacional de Marketing de UNIVALLL, Boris Ugarte, reconoció que el Colegio Urkupiña   es una institución formadora de alumnos de excelencia.

“Varios alumnos de la institución son ahora profesionales de éxito y el más claro ejemplo, se demuestra con la presencia de algunos exalumnos que fuero o son autoridades nacionales y grandes profesionales”, resaltó.

Campeones nacionales en basquet, en los II Juegos deportivos plurinacionales

Por su parte, el director distrital del Servicio Departamental de Educación, Jorge Ponce, enalteció la participación de alumnos del Colegio Urkupiña en los II Juegos Deportivos Plurinacionales, logrando preseas de oro en Basquet y por colocar a Cochabamba en uno de los primeros lugares del medallero nacional, así como también su participación en los juegos científicos Plurinacionales, donde la alumna Adriana Alvarez obtuvo medalla de oro a nivel nacional.

“Gracias a la participación de los alumnos y alumnas del Colegio Urkupiña, Cochabamba ha logrado obtener los primeros lugares en deporte y ciencia”, subrayó Ponce, a tiempo de felicitar la labor tesonera de los educadores, fundadores y padres de familia.

Finalmente, Monseñor Luis Sainz señaló, que los 50 años de vida institucional del colegio Urkupiña, se debió por la constancia y visión de sus fundadores, al  trabajo de directores y maestros comprometidos con la educación integral y dialógica, pero principalmente, porque los alumnos que se forman para el mañana se educan en áreas del conocimiento científico y religioso.

RESEÑA HISTÓRICA DEL INSTITUTO PARROQUIAL NUESTRA SEÑORA DE “URCUPIÑA”

Por: Profa. Antonieta Arispe

La creación del Instituto Parroquial Ntra. Sra. De “Urcupiña”, como colegio católico surge como contra posición a la creación reciente del colegio Instituto Particular Quillacollo, que tenía características diferentes a las de un colegio religioso, motivos por el que  algunas damas quillacolleñas  como la Srta. María Luisa Mercado, Sra. Julieta Candia y otras muy preocupadas solicitan la creación de un nuevo colegio, al Obispo de la Diócesis de Cochabamba, Monseñor Tarcisio Senner, éste  colegio sería de esencia cristiana católica como era  el pueblo de Quillacollo, quién con muestras de desasosiego y preocupación traslada esta  petición al Párroco provincial  por entonces Monseñor Francisco Cano Galvarro sacerdote con alma de maestro, siempre con el afán de servir y dar una formación cristina adecuada a los niños y a la juventud de Quillacollo, a quienes amaba, pese a las dificultades de la época y la falta de recursos económicos para concretar esta gran obra, lo que implicaba contar con:  Terreno, construcción del edificio, mobiliario, equipamiento, contratación de docentes, personal administrativo, pago de sueldos, etc.  Esta inquietud fue ampliamente respaldada por  Padre Julio Muñoz, Padre Luis Peña, que ejercían la ayudantía en la Parroquia y el  entusiasmo de Don José Bellot Herrera que en esa época era sacristán, ahora Diácono Permanente.

Después de varias gestiones y penosas caminatas en busca de un local donde funcionaría el establecimiento en proyecto, providencialmente se presenta la posibilidad de comprar este lote de algo mas de 7.000 m2  de una familia con su casa de hacienda  en la calle Ricardo Soruco en los extramuros de Quillacollo, cuyo costo era de 42.000 Bs.; pero la Parroquia no contaba con tal suma, entonces se recurrió a préstamos de algunas señoras de fe cristiana y devotas de la Virgen de Urcupiña, la Srta. Pasesa Ayala y Doña Aurelia Saavedra, quienes sin exigir ninguna otra garantía que sola la palabra de Monseñor Cano otorgaron el préstamo y como aún faltaba dinero se tuvo que salir llevando a la Virgen en peregrinación  solicitando óbolos hasta conseguir la cantidad requerida. Se destacó la labor protagónica de don José Bellot Herrera, quién colaboró estrechamente con Padre Cano, hasta el logro de dicho proyecto.

Posteriormente, se realizaron los trámites en la ciudad de La Paz agilizados por Monseñor Cano en compañía de su hermano Dr. Pablo Cano Galvarro,   que antes fuere Director Nacional de Educación, permitiendo que el 18 de Diciembre de 1.961 se emita la Resolución Ministerial Nº 1703/61, autorizando el funcionamiento de nuestro colegio en sus dos ciclos Primario y Secundario  Empieza su funcionamiento el 3 de febrero de 1.962,  hace 50 años, abriendo sus puertas en el caserón de la calle Soruco, en medio de árboles de durazno, manzanas, peras, ciruelas, a la sombra de molles, sauces, palmeras  y ceibos  con el trino de gorriones y la concurrencia de una veintena de maestros de prestigio nacional,  6 cursos en primaria y los 3 primeros del ciclo secundario, con una población menor a los 150 educandos.

Bajo la dirección de Monseñor Francisco Cano Galvarro en su condición de Párroco Provincial y Director General; el profesor Justo Pastor Méndez como Director del Ciclo Primario hasta 1.965 y el Prof. y Dr. Pablo Cano como Director  Académico y Director del Ciclo Secundario hasta 1.963, así como la labor de verdadero apostolado de un selecto grupo de prestigiosos maestros de Cochabamba y Quillacollo, entre los que se destacan: Renato Prada (Premio Latinoamericano de Literatura), Oscar Rojas (Compositor y Músico de prestigio internacional), José Caballero (Abogado y Magistrado de la Real Corte Superior del Distrito), Eufronio Aranibar (Escritor), Luis Herbas (Cupicho), Jorge Albornoz, Osvaldo Cardona, Alberto Rojas, Daniel Peña, Getrudiz Mérida. Victoria Mercado, que se constituyen en maestros fundadores del “Instituto Parroquial Ntra. Sra. De Urcupiña”, ahora Unidad Educativa Ntra. Sra. De Urcupiña, desde la gestión 2003.

A partir de 1.964 Monseñor Cano asume la conducción del Ciclo Secundario hasta que es promovido a la ciudad de Cochabamba a ocupar funciones de mayor jerarquía, hasta este momento, son años de prueba de la institución especialmente en el aspecto económico que hasta entonces era cubierto por la Parroquia, provocando descontento en la población.

El año 1.966 se hace cargo de la conducción del Ciclo Básico el Prof. René Crespo Rico prestigioso maestro y entusiasta, que consagra su singular personalidad y capacidad profesional a la formación de los niños, hasta el 19 de junio de 1.985 porque al día siguiente fallece repentinamente, día fatídico que  le priva de seguir guiando a esa niñez que tanto idolatraba.

En 1.969 el Prof. Orlando Uriona se hace cargo de la Dirección del Ciclo Intermedio y Medio, como Director General Padre Crispín Rojas hasta 1.970, siendo reemplazado por el Presbítero  René Panoso Lara que es nombrado como Párroco Provincial.

Durante la gestión de Padre Panoso se construye un bloque de 6 aulas en el área sud, quizá no con muy buena visión futura, pero sin con el deseo de dar mayor comodidad a los estudiantes, posteriormente se inaugura el área oeste con ambientes para Dirección, Secretaría, laboratorio, biblioteca y sala de música. En 1.981 se construye el salón de actos siendo inaugurado en el acto de promoción de ese año.

En el aspecto académico se imprime una nueva dinámica de trabajo, buscando no sólo la instrucción científica, sino también la formación espiritual, procurando una educación integral. En el campo científico se realiza la Primera Feria de Ciencias que es a su vez la primera en Quillacollo, gracias al impulso de los profesores de este establecimiento como el Prof. Nicolás Orellana, Enrique Arce y Osvaldo Camacho, llevando como nombre Centro de Estudiantes Cientistas Martín Cárdenas, teniendo el privilegio de contar con la presencia de tan insigne biólogo que permaneció durante el desarrollo del evento. Continuando esta actividad hasta nuestros días, en la que nuestros alumnos destacados son galardonados no sólo en las ferias provinciales, sino en las departamentales y nacionales.

En 1.975 el Prof. Enrique Arce se hace cargo de la Dirección de los Ciclos Intermedio y Medio en suplencia del Prof. Orlando Uriona, ya que éste se ausenta temporalmente a la ciudad de La Paz  quién  reasume sus funciones en diciembre del mismo año.

El Instituto Parroquial re fortalecido por un ambiente de cordialidad, cooperación mutua y experiencia de sus maestros continúa su ascenso por los peldaños del éxito, así es que a fines de 1.982 se proyecta un plan quinquenal con nuevas técnicas y metodologías con el fin de desarrollar en los estudiantes sus capacidades y redescubrir sus potencialidades, encausar aptitudes, cultivar su inteligencia y troquear su personalidad.

Todo esto se rompe en 1.983 con la renuncia del Padre Panoso en cuyo reemplazo queda el Padre Enrique Jiménez mientras se nombra a otro Director General titular.

Así en 1.983 empieza una nueva etapa, con el nombramiento como Director General Reverendo Julio Muñoz, quien nombra a Dr. Francisco Aguilar Administrador.

En 1.984 se cristaliza el deseo de Monseñor Cano y se crea el Ciclo Pre- Básico, posteriormente la Institución pasa a depender del Arzobispado de Cochabamba, entonces se elaboran los Estatutos del Colegio y el Reglamento Interno.

Este año fenece  la administración del Dr. Francisco Aguilar,  para luego pasar dicho cargo al Lic. Godofredo Guidi  nombrado directamente por el Arzobispado, que de la misma manera es sustituido el siguiente año por restructuración administrativa

En 1.985 se realiza un taller donde se elabora el Manual de Funciones que rigen las funciones de todos los componentes de la Institución, pasados algunos meses surgen problemas donde la Arquidiócesis de Cochabamba con Monseñsor Genero Prata Vúolo pone fin a los conflictos, pasando de este modo a depender completamente del Arzobispado hasta la fecha. Este mismo año ante el fallecimiento del Director de Primaria Prof. Rene Crespo Rico, se hace cargo de la Dirección el Prof. Carlos Argote hasta diciembre de 1991. Algunos meses después en el mes de octubre fallece nuestro benefactor Monseñor Francisco Cano Galvarro.

En año 1.985 el Instituto cuenta con un nuevo Administrador y Director General Profesor Rómulo Saínz Hinojosa, durante su función se adquiere el lote aledaño en la parte norte de 1878 m2, se procedió a la construcción del proscenio con mástiles para actos cívicos y otras obras de mejoramiento en cuanto a servicios higiénicos.

En 1987 la institución cumple  sus Bodas de Plata – 25 años de servicio a la niñez y juventud estudiosa de Quillacollo, que es celebrado dignamente y  condecorado con Medallas del Ministerio de Educación, por la Prefectura del Departamento, por el Concejo Municipal de Cochabamba y el Concejo Municipal de Quillacollo.

Los años posteriores continúa el prestigio pedagógico, deportivo y de la Banda de guerra,  centrada en el hombre pluridimensional, desarrollando las dimensiones de inteligencia, afectividad, sociabilidad, culminando en la dimensión espiritual.

Surgen nuevos problemas, en cuya razón, el Equipo Sacerdotal de la Parroquia de Quillacollo se hace cargo del colegio.

En 1.990 es nombrado como Director General Presbítero Licenciado Federico Torrico Fernández colaborado por las hermanas Sor Ema Gómez Directora de los Ciclos Intermedio y Medio Sor Miriam Botelo como Directora de Ciclo Pre- Básico y Básico, quienes permanecen solamente por dos años. Ese año en julio ingresa la Lic. Villma Soto como Coordinadora de Dirección y al año siguiente es decir en 1.991 asume la función como Directora Académica de los Ciclos Intermedio y Medio. En 1.992 asume la Dirección Académica de todo el Colegio, ante el retorno de Sor Miriam a su país Colombia.

Durante la Dirección de Padre Federico Torrico y la Lic. Villma Soto el año 1.992, se elabora un documento con el Ideario y Filosofía del colegio con documentos de la Iglesia Católica, así mismo,  se realiza una revisión de los Estatutos y  Reglamento Interno del Colegio, también se  crea el Departamento de la Fe y se elabora el Reglamento de Padres de Familia para el funcionamiento de la Asociación de Padres.

Tanto Padre Federico Torrico como la Lic. Villma Soto conducen muy acertadamente el Instituto brindando constantemente apoyo profesional en todo aspecto, puedo decir sin lugar a equivocarme que son ellos quienes plasmaron el sueño de Monseñor Francisco Cano Galvarro, especialmente con la monumental obra, como es el nuevo edificio con 3 plantas, 21 aulas y 3 baterías de baños higiénicos para señoritas, varones y profesores,  brindando mayor comodidad al alumnado y elevando considerablemente el nivel educativo gracias a la buena coordinación y planificación de Dirección General, Dirección Académica, Plantel Docente, Administrativo, Padres de Familia y alumnado. Cabe destacar la colaboración incondicional del Sr. Raúl Alcócer  Torrico  Presidente del Consejo Económico de la Parroquia San Ildefonso; a quien se le hace un sincero reconocimiento de gratitud por su apoyo y desprendimiento.

El 2.000 Padre Federico Torrico es trasladado en sus funciones a la ciudad de Cochabamba y el mismo año Monseñor Luis Sainz Hinojosa es nombrado Rector del Santuario de la Virgen de Urcupiña,  la Lic. Villma Soto deja la Dirección en Abril del año 2.003. Tras la renuncia de la Lic. Villma Soto, es nombrado como Director Académico Padre Antonio Aguilera, posteriormente  es  reemplazado por el Lic. Luis Santa Cruz Torrico, quien  permanece hasta fin de año del 2.004.

El 2003 se actualiza el Reglamento Interno con la nueva denominación Reglamento Obrero- Patronal.

El año 2.004 Pbro. Ángel Rodríguez es nombrado Director General y  Mons. Luis Sainz Hinojosa invitó a la Comunidad Carmelitas del Sagrado Corazón como responsables del Departamento de la Fe, es así, que Hna. Mercedes Vidrio c.s.c. es nombrada Sub Directora General en Agosto y la Prof. Beatriz Céspedes Vargas es nombrada Directora Académica en Diciembre del mismo año, quienes continúan  el 2005, en la conducción del establecimiento imprimiendo una nueva dinámica de fortalecimiento de la Identidad como colegio católico y enalteciendo la filosofía basada en valores evangélicos y cambiando el Departamento de la Fe por Área de Formación Humano Cristiana  e implementando el Proyecto de la Pastoral Educativa a la cabeza de la Hna. Mercedes Vidrio  y hna. Georgina García, elaborándose también el PEI, encausándose una formación integral a estudiantes y capacitación  permanente a docentes y administrativos. Se forma la Escuela de Padres en Abril del 2005 profundizando así el verdadero rol de los padres y madres de familia en la educación de sus hijos como primeros educadores, haciendo vida nuestro lema “Educar es Redimir”

El 2.006 mediante Decreto Arzobispal dictado por Mons. Tito Solari Capellari- Arzobispo de Cochabamba, se conforma el Directorio de la U.E.N.S.U. responsable de la conducción de la institución, recayendo en el Delegado Episcopal Monseñor Luis Sainz Hinojosa la Presidencia, Padre Víctor Benavente Párroco de San Ildefonso como Vicepresidente, Padre Miquel Cortez Bofill  Ecónomo de la Arquidiócesis como Tesorero y  Hna. Mercedes Vidrio c.s.c. Directora General de la U.E.S.U. en calidad de Secretaria. A su vez Hna. Ramira García c.s.c. asumió  la coordinación del Área de Formación Humano Cristiana.

El directorio con una visión futura e incremento del alumnado, ve por conveniente la construcción de un Coliseo Poli funcional para el mejor desenvolvimiento del estudiantado en el área sud – este del terreno. También se construye vivienda para conserje,  se  destaca una nueva revisión del Reglamento Obrero – Patronal y elaboración del Reglamento de Becas.

En Enero de 2007 se realiza la Primera Asamblea Pedagógica y de Pastoral Educativa durante tres días, en la casa de Retiros Don Bosco.

A partir de ello se  inicia un Nuevo Proyecto de Lectura Veloz , continuando el 2008 con un Proyecto de Instrumentos Cognitivos en el Proceso Enseñanza Aprendizaje  con el asesoramiento del Dr. Luis Vaca. Así mismo, se instituyó el Día de la Familia Urcupiñense con el propósito de crear espacios de unión familiar, donde padres e hijos comparten en diversas actividades.

En el transcurso de las gestiones posteriores, hasta la actualidad con el apoyo de Mons. Luis Saínz Hinojosa, la Prof. Beatriz Céspedes Vargas Directora Académica, en coordinación con las Hermanas Carmelitas y Lic. Karla Camacho Administradora, brindan atención a la capacitación permanente a, profesores, administrativos, estudiantes y padres de familia en el campo pedagógico, espiritual y de formación humana y el fortalecimiento de la  Escuela de Padres,  enalteciendo aún más el prestigio de la Institución en todo aspecto a nivel Provincial, Departamental y Nacional. Otorgándole grandes logros institucionales de carácter deportivo, académico y artístico, logrando trofeos y medallas  de reconocimiento.

También se destaca el fortalecimiento de la banda de guerra de la Unidad Educativa, con la implementación de instrumentos  y un buen instructor que logra lauros para el establecimiento.

El 2.009 la Dirección General es asumida por la Hna. Edna Lorena Sánchez Carrillo c.s.c. en su gestión  se construyen  3 nuevas aulas en el lado sud del nuevo edificio, brindando aún más comodidad a los alumnos, la construcción de un laboratorio de Química y Física.

Así también el laboratorio de Computación se  implementa con equipos de última generación, con el fin de mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

A partir de la gestión 2010 asume como Ecónomo del Arzobispado el Padre Axel Gerling y a su vez Tesorero dentro el Directorio.

El 2011 se hace cargo de la Dirección General Hna. Marcela Inurreta Silva hasta la actualidad, notándose compromiso y entrega a la institución con el apoyo desinteresado a estudiantes, docente, padres de familia y todos los que conforman la Unidad Educativa.

Cabe destacar la excelente participación en los juegos Deportivos Estudiantiles Plurinacionales, en todas las disciplinas especialmente en básquet varones que lograron el 2010 Subcampeón Nacional. y 2011 CAMPEÓN NACIONAL y Damas Subcampeón Departamental.

Así también,  galardones en las Olimpiadas Científicas Plurinacionales Evo Morales en Matemática, Física y Química.

Anuncios

2 comentarios el ““Nuestra Señora de Urkupiña” cumple sus bodas de oro con reconocimientos insignes

  1. No supe del acto que se había realizado en sus 50 años, no me lo hubiera perdido. qué lástima que nadie me avisó.

  2. Qué pena estar lejos de mi querido colegio en oportunidades como ésta. Yo soy bachiller de la promoción 1969 (hace 43 años) y tengo grandes recuerdos.
    Mi promoción estrenó el Himno al Colegio Urcupiña (con ‘c’ como lo escribíamos antes) precisamente el día de la graduación en el escenario del colegio Teófilo Vargas.
    Con el ímpetu y la iniciativa de Mons. Francisco Cano, un año cantamos en coro en el kiosco de la plaza durante la celebración de la Semana Santa o Corpus Chisti, (la memoria me falla), el Tantum Ergo, en latín.
    Y por esas épocas el desfile de teas en el homenaje patrio, lo hacíamos cantando ‘La Marsellesa’ en francés, como nos enseñó nuestro profe de música. Qué grandes momentos.
    Hace poco en mi última visita a Quillacollo, tuve la grata alegría de encontrarme y saludar y abrazar a mi profesor de química, Enrique Arce. He rememorado a profesores, a mis compañeros de curso y sobretodo a mis amigos de entonces: A mi entrañable hermano, Walter Mercado (Pato) ya fallecido, a Tito Antezana, (Pete), Jorge Zurita (Petro), Oscar Guzmán, Mario Saavedra, Walter Torrez, Huguito Moreira, el compadre Rivero, Juán Guzmán, y otros más. Y desde luego a las chicas que fueron nuestras compañeras, en una época tan sana a las que queríamos como hermanas, aunque uno que otro cultivó amores que terminaron en matrimonios y a otros dejaron con los corazones rotos. No puedo evitar una lágrima de nostalgia. ¡Qué tiempos!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: