Deja un comentario

No te olvides de Dios

Domingo XV durante el año, Evangelio de san Marcos (6, 7-13)

Nos encontramos con la lectura del Evangelio, en la que Jesús da la misión de todo seguidor suyo.

Muchos son los que seguían a Jesús en esos tiempos, sin embargo llama a los doce. Jesús quiere que el reino de Dios sea conocido por todos y por ello escoge a quienes estuvieron muy cerca suyo, a personsa capaces.

Si bien en Mateo 17 vemos a un Jesús que reprende a los apóstoles por no haber podido sacar el demonio de un muchacho, justamente por aquello que estuvimos hablando los domingos anteriores, la FE; ahora vemos la confianza del maestro con los apóstoles, sus seguidores fieles.

El apostolado no se quedó para aquellos doce, o como una forma de decir a los obispos en nuestros tiempos. En realidad ser apóstol es ser cristiano.

Queridos hermanos, como ya les había dicho el seguir a Jesús no es una moda, tradición o pues porque la cultura así me lo manda; es un modo de vida es un vivir meramente dicho.

Vemos en los encargos que El Señor  da a los que envía, algunas acciones que son:

La PLENA CONFIANZA EN ÉL, al pedir que no lleven nada, ni siquiera se preocupen por el vestir ni por el comer. Cuántas veces, habremos visto a quienes se llaman así mismo cristianos, que no faltan a un “Misachico” a un matrimonio o a un bautizo, pero que a misa los domingos les cuesta mucho ir porque tiene que atender el negocio, tienen campeonato de futbol o el matrimonio de día anterior estuvo de reventón que es mejor descansar (de estos hablaré en otra ocasión). Habremos visto también a hermanos de grupos o comunidades parroquiales, que cuando el párroco les pide un día u hora extra para reunirse y tratar temas pastorales ya andamos reclamando, que tenemos que almorzar, que tenemos que cenar, que si cierro mi tienda no tendré para vivir. Y claro también habremos visto a alguno que otro sacerdote, religios@, pastor, reverendo (o cualquiera que sea la cabeza de las iglesias o sectas) tan preocupado en su futuro que no ve el rato de andar haciendo alguito para generarse más ingresos para sí.

Dónde queda entonces la confianza ciega del seguidor del Señor, pues es tan simple “El obrero merece su salario” es claro Dios en su providencia sabrá recompensar; y no lo digo por decir sino porque lo viví, como lo habrán sentido muchísimos y muchísimas.

La segunda acción es VALORAR AQUELLO QUE SE PREDICA, muy claramente nos dice Jesús “Y si un lugar no los reciben ni los escuchan, al marcharse sacudan el polvo de los pies, para probar su culpa.” Llevar el mensaje del Reino de Dios no es cualquier cosa, no es un producto ni tampoco una propaganda política, es, y vuelvo a repetir, ¡vida! la cual es predicada únicamente con la misma vida, es decir con las acciones.

Muchas veces habremos tratado de mostrar al Dios de la vida y simplemente habremos percibido ojos y oídos tapados. Solo basta mostrar, cuando miles de cristianos marchan en la defensa de la vida, luchando contra el aborto y solo vemos intereses personales de los poderosos; o cuando obispos hacen un llamado a autoridades por la defensa de la hermana naturaleza, en la destrucción de esta, bajo el título de desarrollo. En estos gestos se ve la predicación del reino de Dios.

Pese a las trabas El Señor registrará a los sordos, por ello no te desanimes en la misión

Al concluir el evangelio de este domingo nos anima en el servicio, pues nos cuenta cómo los apóstoles, convertían, sanaban, desendemoniaban. Sin embargo no nos cuenta que ellos hicieran milagros baratos, en  que juntaban a mucha gente con juegos de luces, con muletas volando, camillas tiradas, que multitudes se tiraban al suelo con solo un movimiento de mano. Los milagros de aquellos tiempos y los de estos son los de la conversión del Espíritu, el curar la enfermedad de la flojera, del egoísmo, el odio, la venganza; claro que están los milagros físicos, pero recordemos que el cuerpo es importantisimo pero no es más que el Espíritu.

Quería dejar para el final, un hecho que me encantó al principio de este evangelio, y es cuando nos cuenta que “fueron de dos en dos.” Que gesto más hermoso el de tener a alguien para cumplir tu misión, para que uno aliente al otro, para apoyarse, para nunca desanimarse. Matrimonios lleven la Buena Noticia juntos, jóvenes enamorados muestren el Reino de Dios, Sacerdotes apóyense entre hermanos. Que todos seamos uno como El Padre, y Jesús son uno en comunión con el Espíritu.

No olvidemos que este 16 celebramos a la Virgen del Carmen, en nuestro país, Generala de las Fuerzas Armadas. Jesús y Nuestra Madre participaron en importantes situaciones para beneficio de nuestra patria, El Carmen en La Paz, La Merced en Cochabamba, entre otros. No podemos negar la importancia de Dios que bendice a nuestra querida Bolivia. Al igual que Simón Stock pidamos a la Virgen fortaleza para defender nuestra fe, bendición y protección para Bolivia y en especial para la querida La Paz.

Hasta la próximo semana
Que el Señor nos bendiga y nos acompañe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: