Deja un comentario

Trabajadores de empresa de aseo denuncian malos tratos, discriminación y piden retiro de administrativos

En febrero de 2011, trabajadores municipales, entre ellos funcionarios de EMAQ, protagonizaron una huelga de hambre y tomaron medidas drásticas que podrían repetirse si las demandas del grupo no se cumplen.

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Aseo de Quillacollo (EMAQ) cumplen desde hoy un paro de actividades de 48 horas en protesta por el despido de tres trabajadores que fueron despedidos sin justificación válida, pero principalmente porque son objeto de malos tratos y discriminación por parte de los administrativos.

Los 53 trabajadores que sostienen a la empresa EMAQ, expresaron su indignación por el trato peyorativo que reciben de la gerencia e incluso de la secretaria.

“Recibimos abusos desde el gerente, Jhonny Apaza, hasta de la secretaria. Cuando les pedimos ropa de trabajo y leche para trabajar de noche, responden molestos”, dijo Ramiro Mendizábal, dirigente sindical de EMAQ, quien recibió su memorándum de despido por haber vendido la gasolina de uno de los carros basureros que conduce.

Al respecto, Mendizábal negó la acusación y dijo que la medida se debe a que los administrativos toman represalias con los trabajadores  que se atreven a denunciar.

Como ejemplo, mencionó que las reuniones  a las que se convoca a los sindicalizados, son objeto de espionaje y amedrentamiento.

“En cada reunión vienen a sacarnos fotos, se enteran de que nos reunimos e inmediatamente mandan a alguien a escuchar lo que se dice”, manifestaron las barrenderas.

Por otro lado, los trabajadores de EMAQ aseguran que las personas despedidas son parte del sindicato de trabajadores y, por lo tanto, se vulneró el fuero sindical.

“Ni si quiera existe respeto a nuestro trabajo, hace más de un año que estamos sin ítems, la mayor parte de los y las trabajadoras tienen hasta 20 años de antigüedad y no perciben ningún beneficio”, explicó Mendizábal.

Además piden a las autoridades municipales ropa de trabajo, equipamiento para el desarrollo de sus actividades y un refrigerio que sólo consta de leche caliente.

Discriminación

Los trabajadores arguyeron que sólo  los trabajadores de la empresa de aseo son objeto de discriminación, pues desde hace dos semanas, exigen la dotación de ropa de trabajo y la entrega de ítems, que se les quitó hace un año.

“Los trabajadores de EMAPAQ y otras reparticiones recibieron ropa de trabajo, pero EMAQ no recibió nada. Además queremos recibir el mismo trato que los funcionarios de la administración central, a ellos se les entregará un bono de  Bs 60, pero nosotros pedimos un vaso de leche caliente y ni siquiera aceptan esto”, recriminó Mendizábal.

Sueldos bajos

Mendizábal comparó los sueldos que perciben los trabajadores de EMAQ con los que perciben los funcionarios de la empresa de EMSA: “Un chófer nuevo de EMAQ recibe 2.000 bolivianos y un chófer en EMSA recibe 4.100 bolivianos; una barrendera de EMAQ recibe 1.700 bolivianos y una barrendera de EMSA recibe 3.000 bolivianos”.

La relación asimétrica salta a la vista, aunque la segunda empresa de aseso del Cercado posee más recursos, los trabajadores de EMAQ en Quillacollo están cansados de ser tratados con la punta del zapato ahora y siempre, cuando estos funcionarios trabajan los siete días a la semana, sin recibir remuneraciones extras por los días feriados o vacaciones trabajadas.

Contratos

Los funcionarios de EMAQ recibieron contratos eventuales, donde ni siquiera se estipula el incremento del 8% decretado por el Gobierno central para la gestión 2012. Por cuánto, los funcionarios rechazaron los mismos y exigieron que los ítems que se les retiró hace un año se les devuelvan.

“No queremos contratos para tres meses, queremos que se reconozca nuestro trabajo por antigüedad”, coincidieron las trabajadoras.

Pliego petitorio

El sindicato de EMAQ envió un pliego petitorio, en el que resaltan como puntos importantes: el respeto al fuero sindical a través de la restitución de los tres funcionarios despedidos.

La dotación de ropa de trabajo y un bono refrigerio.

Restitución de ítems. Reconocimiento de beneficios sociales por antigüedad y finalmente, el alejamiento de los administrativos de la empresa.

De no cumplirse con el pliego petitorio, advirtieron al alcalde Charles Becerra, extender su huelga de brazos caídos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: