Deja un comentario

Mal de chagas, tuberculosis, enfermedades venéreas y cáncer uterino: 4 programas que debe conocer la población quillacolleña

Feria promociona programas de salud

Médicos y enfermeras del hospital Benigno Sánchez, organizaron una feria de salud, en la plaza Simón Bolivar, para informar a la población de la asistencia médica que ofrece el nosocomio en enfermedades como: mal de chagas, tuberculosis, enfermedades venéreas y cáncer uterino.

Delia Díaz, jefa de enfermería del hospital Benigno Sánchez, dijo que la feria tiene como objetivo hacer conocer a la población de que el nosocomio tiene la información y los insumos para tratar el mal de chagas, la tuberculosis, enfermedades venéreas y el cáncer uterino.

Chagas

Díaz explicó que el mal de Chagas tiene dos fases, la aguda y la crónica. La primera puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves. Los síntomas de la fase aguda pueden ser: inflamación y enrojecimiento del sitio de infección (donde el insecto provocó la infección inicial).

Luego, puede seguir con la inflamación de un ojo y de los ganglios linfáticos que drenan el área de la picadura. A medida que el parásito se disemina partiendo del sitio de la contaminación, el paciente presenta fiebre, malestar general, e inflamación generalizada de los ganglios linfáticos. Así mismo, el hígado y el bazo pueden aumentar de tamaño.

La enfermedad disminuye su intensidad después de la fase aguda y puede volverse crónica sin manifestar síntomas posteriores durante muchos años. Cuando los síntomas finalmente se hacen presentes, aparecen como enfermedad cardiaca (cardiomiopatía) y trastornos digestivos.

“El diagnóstico debe incluir un examen físico y la búsqueda de signos como la inflamación de los ganglios linfáticos, arritmias, taquicardias, hepatomegalia o esplenomegalia. Paralelamente deben llevarse a cabo exámenes como una radiografía del tórax, un hemocultivo, una ecocardiografía, un electrocardiograma, una extensión sanguínea periférica y un enzimoinmunoanálisis de adsorción”, explicó Díaz

La fase aguda de la enfermedad de chagas debe ser tratada, al igual que debe hacerse con los niños nacidos con la infección. Igualmente debe procederse, en la mayoría de casos, con la fase crónica, subrayó.

Para combatir el mal de Chagas suelen utilizarse dos fármacos; el benznidazol y el nifurtimox. Sin embargo debe tenerse en cuenta que ambos presentan efectos secundarios a tener en cuenta, sobre todo para las personas mayores. Los más destacables son los dolores de cabeza, el vértigo, falta de apetito, erupciones cutáneas o problemas para dormir.

“En cualquier caso, la prevención debería ser la primera medida a tomar”, resaltó.

Cáncer uterino

Díaz, haciendo referencia a las estadísticas que el Ministerio de Salud y Deportes maneja, a través de la Unidad de Servicios de Salud y Calidad (USSC), informó que el cáncer de cuello uterino mata a cuatro mujeres por día en Bolivia constituyéndose en una de las principales enfermedades de mortalidad de las personas de este género,

Díaz atribuye este hecho a que las mujeres no acuden a los centros médicos o no tienen posibilidad de acceder al análisis de la prueba del Papanicolaou que detecta este flagelo.

“Las mujeres en riesgo de contraer esta enfermedad son las que iniciaron su actividad sexual de manera precoz, la falta de hábito en el uso del preservativo, personas que presentan infecciones sexuales, mujeres que fuman”, puntualizó.

Manifestó que este mal es de fácil diagnóstico debido a que la prueba del Papanicolaou es el método adecuado, económico y rápido para detectar y seleccionar a las mujeres con riesgo de contraer esta enfermedad.

Pero si cáncer no se diagnostica a tiempo, se manifiesta con un sangrado después de las relaciones sexuales, el incremento del flujo vaginal, dolores en el bajo vientre.

En una etapa final, “el cáncer se presenta con la disminución de peso, anemia, dolor recurrente que afecta las funciones generales de la persona como el apetito, la movilización, la fuerza, que son similares a “una planta que va muriendo de a poco”, explicó.

Por cuanto, pidió a la población femenina, acudir al hospital Benigno Sánchez para solicitar la prueba.

Tuberculosis

A diferencia de estas otras enfermedades, Díaz dijo que la tuberculosis, cuando se detecta a tiempo sólo necesita de un tratamiento sencillo.

Generalmente incluye la administración de medicamentos contra la tuberculosis durante varios meses. Las personas con tuberculosis activa deben completar un tratamiento de seis meses o más. El tratamiento inicial incluye al menos cuatro medicamentos contra la tuberculosis, los que pueden cambiar según los resultados de las pruebas de laboratorio. El plan exacto de medicación debe ser determinado por un médico.

Entre los síntomas de la tuberculosis se encuentran fiebre leve, sudoración nocturna, fatiga, pérdida de peso y tos persistente. Ciertas personas pueden no presentar síntomas evidentes.

“El ataque puede ocurrir dos o tres meses después de la infección, o incluso, años después. El riesgo de que la enfermedad se active disminuye con el paso del tiempo”, finalizó Díaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: