Deja un comentario

EL PRIMER ORO QUE TRAJO COLON

DR. ENNS BERNAL ARIZCURINAGA

                                  indigocbba@hotmail.com

En España existe una tranquila ciudad con el nombre de Toledo, una tranquila ciudad de provincias situada al sur de Madrid, en aquel sitio se encuentran conservados monumentos de distintas culturas, así como importantes lecciones de historia.

Según su historia, se remonta a dos mil años antes de la era cristiana, y su fundación se atribuye a los bíblicos descendentes de Noe. Muchos sostienen que su nombre proviene del hebreo Toledoth (“historias generacionales”); sus antiguas casas y sus magníficos lugares de culto atestiguan la cristianización de España.

Para Toledo, el 1492 fue un año donde se escribió la historia y también lo fue para España una tierra conocida geográficamente como “Iberia”  nombre que proviene del termino Ibri (“Hebreo”), por el cual pudieron ser conocidos  sus antiguos pobladores.

En Enero de 1942, los árabes sufrieron una derrota decisiva con la caída de Granada, y España se convirtió en tierra cristiana. En Marzo de aquel mismo año, el rey y la reina firmaron un edicto para la expulsión de España, con la fecha limite del 31 de julio de aquel año, de todos os judíos que no se hubieran convertido al cristianismo para entonces. Y el 3 de agosto del mismo año, Cristóbal Colon, zarpaba bajo la bandera española en busca de una ruta occidental  hacia  la India.
Diviso tierra el 12 de octubre de 1942, y volvió a España en enero de 1943, trayendo como prueba de su logro a cuatro “indios”; y para corroborar sus argumentos a favor del envió de una segunda expedición bajo su mando, trajo con el gran cantidad de objetos de oro obtenidos de los nativos, así como relatos de una ciudad, una ciudad de oro donde gente llevaba brazaletes en brazos y piernas, y se adornaban el cuello, las orejas y la nariz con oro, un oro que provenía de una mina fabulosa cercana a la ciudad.

Con aquel primer oro traído a España desde las nuevas tierras, Isabel – tan piadosa que se la llamo “la Católica” – ordeno que se forjara una elaborada custodia, que regalo posteriormente a la catedral de Toledo, sede tradicional de la jerarquía católica de España. Y así es que, en la actualidad, cuando un visitante de la catedral entra a ver el tesoro, una sala protegida con pesadas rejas y llena de objetos preciosos donados a la iglesia durante siglos, uno puede ver, aunque no tocar, el primer oro que trajo Cristóbal Colon.

 

MI NOMBRE ES IMHAR  –  PAZ DE CONCIENCIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: