Deja un comentario

Comité de vigilancia distingue a maestros meritorios

Maestros de Quillacollo fueron reconocidos por su trabajo tesonero, en el teatro Teófilo Vargas, hoy.

A dos días de celebrarse el Día del Maestro boliviano, el Comité de vigilancia de Quillacollo, a través de la comisión de educación, distinguió a maestros por su trabajo incansable.

A este acto solemne asistió el director departamental de educación, Jorge Ponce; el director distrital de Quillacollo, Ricardo Galvis; el alcalde, Charles Becerra, la concejal y maestra, Mirtha Condori, miembros del Comité de vigilancia y directores de los 60 establecimientos urbanos de la ciudad, entre otros.

En la ocasión, el delegado de la comisión de educación en el Comité de Vigilancia, Antonio Montaño, resaltó los tres pilares que hacen a un maestro: la profesionalización, el compromiso social y la responsabilidad.

En un análisis y valoración de los pilares, Montaño apuntó que un maestro simplemente ejerce su vocación de servicio y con ello contagia a sus educandos a seguir el camino de la profesionalización o el servicio a la sociedad desde cualquier ámbito.

Por su parte, el director departamental de educación, Jorge Ponce, añadió que el maestro, formador de la futura sociedad siempre ha  cargado una difícil labor, la de tener y formar en sus manos al futuro alcalde o al más humilde de los trabajadores.

Por cuanto, Ponce extendió sus felicitaciones a los maestros del departamento y en justo homenaje, pidió a las instituciones y estudiantes expresar agradecimiento por el “formador de la sociedad”, el maestro.

Hace 88 años se instituyó el Día del Maestro boliviano

En ocasión del acto solemne, en el teatro Teófilo Vargas, Ricardo Galvis, director distrital de Quillacollo, recordó que en 1924, bajo la administración del presidente Bautista Saavedra, por Decreto Supremo del 24 de mayo, fue declarado el 6 de junio Día del Maestro boliviano, para hacer un justo homenaje a todos los maestros del país.

La fecha está asociada a dos hechos importantes: la primera, relacionada con la fundación de la primera Escuela Normal de Profesores y Preceptores de la República, en 1909, en la ciudad de Sucre, durante la presidencia del general Ismael Montes. Esta escuela fue un homenaje a los 100 años de la gesta libertaria de 1809 en Chuquisaca. La segunda, coincide con la fecha de nacimiento de Modesto Omiste Tinajeros, un pionero de la educación en el país, considerado “Padre de la educación boliviana”. Conocido como un polifacético educador, fundó escuelas, fue diplomático y periodista.

Omiste, maestro de maestros

Modesto Omiste Tinajeros nació el 6 de junio de 1840 en Potosí, dedicó su vida a la educación popular. Fue maestro de otros grandes de la educación del país, entre ellos: Juan Misael Saracho y Daniel Sánchez Bustamante, quienes tuvieron marcada influencia en su política educativa.

La personalidad y talento de Omiste lo llevaron a crear y orientar las escuelas municipales. Fundó la primera Escuela Normal de Maestros de Sucre. Creó las escuelas “1º de Abril” y “Juana Azurduy de Padilla”, en 1883. Fue gestor de las Asambleas del Maestro, donde impartió modernos métodos pedagógicos para su tiempo, convirtiendo a las escuelas municipales en las abanderadas del país. Éstas funcionaron hasta el 9 de abril de 1952 y se reactivaron gracias a la Ley de Participación Popular.

Algunos escritores como Subieta Sagárnaga lo llamaron “El Sarmiento Boliviano”, por su consagración a la enseñanza libre en todos sus grados y la influencia que tuvo en la Ley de Libertad de Enseñanza, aprobada un 22 de noviembre de 1872.

Hace 88 años se instituyó el Día del Maestro boliviano

En 1924, bajo la administración del presidente Bautista Saavedra, por Decreto Supremo del 24 de mayo, fue declarado el 6 de junio Día del Maestro boliviano, para hacer un justo homenaje a todos los maestros del país. Así, desde hace 86 años, cada 6 de junio se celebra en Bolivia el Día del Maestro.

La fecha está asociada a dos hechos importantes: la primera, relacionada con la fundación de la primera Escuela Normal de Profesores y Preceptores de la República, en 1909, en la ciudad de Sucre, durante la presidencia del general Ismael Montes. Esta escuela fue un homenaje a los 100 años de la gesta libertaria de 1809 en Chuquisaca. La segunda, coincide con la fecha de nacimiento de Modesto Omiste Tinajeros, un pionero de la educación en el país, considerado “Padre de la educación boliviana”. Conocido como un polifacético educador, fundó escuelas, fue diplomático y periodista.

Omiste, maestro de maestros

Modesto Omiste Tinajeros nació el 6 de junio de 1840 en Potosí, dedicó su vida a la educación popular. Fue maestro de otros grandes de la educación del país, entre ellos: Juan Misael Saracho y Daniel Sánchez Bustamante, quienes tuvieron marcada influencia en su política educativa.

La personalidad y talento de Omiste lo llevaron a crear y orientar las escuelas municipales. Fundó la primera Escuela Normal de Maestros de Sucre. Creó las escuelas “1º de Abril” y “Juana Azurduy de Padilla”, en 1883. Fue gestor de las Asambleas del Maestro, donde impartió modernos métodos pedagógicos para su tiempo, convirtiendo a las escuelas municipales en las abanderadas del país. Éstas funcionaron hasta el 9 de abril de 1952 y se reactivaron gracias a la Ley de Participación Popular.

Algunos escritores como Subieta Sagárnaga lo llamaron “El Sarmiento Boliviano”, por su consagración a la enseñanza libre en todos sus grados y la influencia que tuvo en la Ley de Libertad de Enseñanza, aprobada un 22 de noviembre de 1872.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: