Deja un comentario

Fiesta del Señor Jesús del Gran Poder

Jesús del Gran Poder

Por: Juan Clavijo Román

La fastuosa Entrada del Señor Jesús del Gran Poder es sin lugar a dudas el fenómeno cultural urbana más destacada enLa Paz; en ella participan aproximadamente 20 mil danzarines, 4.500 músicos de bandas folklóricas, que todos los años presentan un espectáculo artístico musical al que asisten aproximadamente 400 mil personas, las cuales toman la ciudad para convertirla en un teatro callejero de6 kilómetrosde recorrido. Es un acontecimiento cultural que dura 12 horas continuas y que genera una inversión económica de aproximadamente de 50 millones de dólares por año.

La Entrada Folklóricadel Gran Poder (Esta celebración es el día sábado 40 días después dela Semana Santa), es en la actualidad una de las principales expresiones de la religiosidad popular, que tiene como origen las fiestas autóctonas conocidas desde la fundación misma de la ciudad. Según los relatos de finales del siglo XVII el conjunto urbano albergaba al núcleo de españoles, criollos y de “indios”, estos últimos, celebraban la fiesta de Corpus entretenidos con sus danzas y borracheras, según los cronistas de la época (Albó: 1986).

LA FIESTA DELSINCRETISMO RELIGIOSO

Desde la fundación misma de la ciudad deLa Paz(1548), los colonizadores marcaron su territorialidad, dividiendo esta ciudad en dos: la ciudad de indios y la ciudad de españoles. Esta separación imaginaria fue la marca  bajo la cual se estructuró una división étnica y cultural que aún subsiste y que se evidencia en la discriminación y las formas de vida en la ciudad.

La fiesta del Gran Poder surge en 1922, precisamente en uno de los barrios de indios ubicado en la ladera oeste de la ciudad, en la zona de Ch’ijini, como manifestación de la devoción a la imagen dela Santísima Trinidad.

El surgimiento de esta festividad tiene que ver con la aparición de la imagen que representa al Cristo de tres cabezas, retratado en un lienzo, probablemente del siglo XVIII, de autor anónimo, proveniente de la escuela popular del  Collao (4)

En 1975 las comparsas sobrepasaron  la frontera del barrio que se establecía como “límite imaginario” extendiendo la fiesta hasta el corazón mismo de la ciudad, llegando el colorido de los trajes, el ritmo de las bandas y el movimiento acompasado de largas filas de danzarines al paseo del Prado, arteria principal de la ciudad.

En los últimos años la fiesta ha servido para demostrar que éste sector de la población, también es capaz de generar riqueza y la ostenta a su manera con sus propios valores estéticos expresados en la forma de vestir sus trajes coloridos y el movimiento de su cuerpo al bailar.

No hay una fe eminentemente católica en la festividad del Señor Jesús del Gran Poder, más bien existe un sincretismo religioso, donde predomina la sociedad urbana que se muestra eternamente constante en el accionar de la danza. A fin de mantener su principio de mirar el pasado con idea de proyectarse hacia el futuro, concorde a la realidad  en proceso de transculturación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: