Deja un comentario

REFLEXIONES SOBRE EL CH’IKI

                                                                                              llajuitaconsuico@gmail.com

Hablando de los médicos, está claro que no existe mucha salud, debe existir buena salud,  entonces se requiere calidad de vida, con alimentación, servicios básicos y buenos salarios para poder preservar al pueblo con buena salud, luego se necesitan buenos médicos, la calidad es importante. De la misma manera un médico de calidad, requiere tener condiciones para el ejercicio de su profesión, buenos hospitales y buenos equipos de trabajo, para que haga bien su labor; tiempo para actualizarse, para mantenerse con los cinco sentidos a la hora de operar o determinar que medicamento salvará nuestras vidas.

Hoy  nos quieren convencer, que la buena salud solo depende de aumentar horas de trabajo a médicos, no darles derechos laborales, no mejorar los hospitales, no dotarles de mejores equipos, cursos de actualización, especialización, etc.; hoy nos tratan de convencer de que los mejores médicos no deben enseñar a los futuros médicos y solo deben hacer su trabajo por ocho horas con el mismo salario de un obrero porque, además, deben ser solidarios; el Estado debe ser solidario y pluralista administrando bien los impuestos del pueblo y distribuyendo adecuadamente las riquezas del país, los médicos deben ser buenos médicos.

Un obrero cumple su trabajo 8 horas y luego tiene 16 horas para dormir o hacer cualquier otra cosa, un buen médico no tiene horario, tanto a media noche como a la hora del almuerzo esta pendiente de la vida de alguien. A veces olvidamos la nobleza de esa profesión y solo pensamos en los malos médicos, en los que lucran con nuestros males, no practican éticamente su profesión o simplemente ven con desprecio el sufrimiento de los demás, pero olvidamos a la mayoría que se desvela, que atendieron el parto de nuestros hijos, prolongaron la vida de nuestros seres queridos o las nuestras mismas, olvidamos que la medicina es vital y por lo menos debemos garantizar la calidad de nuestros médicos, en una sociedad con tan poca calidad de vida como la nuestra.

Mil veces prefiero un médico de calidad a la hora que se le necesite,  que un medico mediocre por ocho horas, médicos que leen libros y no las arrugas de su abuelo; médicos con hospitales y equipos adecuados son más útiles para este país que aviones de guerra, satélites, canchas sintéticas o discursos sobre la Papalisa pagados con  nuestros impuestos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: