Deja un comentario

Adultos se crucifican en puertas de la alcaldía

Persisten medidas de adultos mayores en Quillacollo

Persisten medidas de adultos mayores en Quillacollo

Indignados al no recibir una constancia del convenio firmado, entre la Caja Nacional de Salud y la Alcaldía, para rehabilitar el servicio médico, adultos mayores del municipio de Quillacollo se crucificaron en puertas de la Alcaldía.

La medida fue calificada como política por miembros de la agrupación  Unidad Nueva Esperanza, lo que molestó  a los manifestantes que respondieron que, “la medida no es contra el alcalde, sino contra la incapacidad de anteriores autoridades”, refirió Abdón Barrios, presidente de la Asociación del Adulto Mayor de Quillacollo.

“Sin embargo, ayer las autoridades nos citaron a una reunión a las once de la mañana y por más de una hora aguardamos su predisposición y nunca llegaron”, señaló Barrios.

Lo único que queremos es que nos enseñen el convenio firmado para tener certeza de que la afiliación y la rehabilitación del servicio médico se harán realidad después del 2 de mayo, subrayó Barrios, tras anunciar que desde el día lunes, no sólo se crucificarán en puertas de la Alcaldía.

“Necesito vivir”

Rosa Romero, vive con diabetes hace cuatro años

Rosa Romero, vive con diabetes hace cuatro años

Con voz cansada y casi afónica, Rosa Romero, pidió a  las autoridades agilizar la firma de convenio, recordando a las autoridades que la gestión pasada tres afiliados fallecieron, por esperar atención médica del SSPAM.

Rosa Romero es una de las adultas mayores que a diario suplica a la gracia del señor mantenerla viva. Ella vive desde hace cuatro años con diabetes, pero desde hace 16 meses no sabe si su nivel de azúcar se encuentra en el porcentaje recomendado.

“Vivo con diabetes y lo poco que gana mi hijo me mantiene con vida. Necesito de atención médica para controlar mi azúcar”, contó  Rosa.

La inversión que el hijo de Rosa hace cada mes es de Bs 110, pero, los cuidados que debe recibir en alimentación y cuidados médicos, doblan y hasta triplica la cifra.

“Mi hijo gana poco, a veces se altera mi salud y quedamos sin un boliviano para comer. Ahora que no tenemos seguro de salud, vivo por la gracia de Dios”, refirió Rosa, afligida por la situación que atraviesan los adultos mayores en Quillacollo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: