Deja un comentario

Reflexiones Sobre el Ch’iki

El amor en tiempos de bloqueo, el bloque nuestro de cada día; el ¡Bloqueo!, es el medio más eficaz para hacerse escuchar, para demandar algo y hacer saber de esa demanda a la sociedad, la huelga de hambre o el paro de brazos caídos resulta pasar desapercibido, pero el bloqueo se hace sentir, deja ampollas en los pies, descuentos en el sueldo, aplazo en el colegio y las universidades, makhurka, rabia, retraso, incumplimiento, pérdidas, etc. etc. El bloqueo es el rey de las protestas, claro que a veces se llama al rey por cualquier macana o se utiliza de manera equivocada, un ejemplo es el bloqueo de Colcapirhua contra Tiquipaya, lo raro es que los colcapirhueños bloquearon a Quillacollo, Sipe Sipe y Vinto pero no a los de Tiquipaya que tenían vía libre para llegar al Cercado. Existen bloqueos de todo tipo y la gran mayoría de ellos es contra el gobierno, pero se bloquea al pueblo y luego se elige al mismo gobierno; otro efecto del bloqueo es el daño propio, como ocurrió con el paro de Potosí casi un mes y ya no había qué comer y el gobierno simplemente esperó que el hambre desbloquee Potosí porque ese bloqueo sólo afectaba a los potosinos mismos; otro tipo de bloqueo es el autoinfligido con fines no muy claros, como el bloqueo de Sacaba por el tema de carreteras, el Alcalde masista de Sacaba bloquea al Alcalde masista del Cercado para pedir que el gobernador masista haga su trabajo y exija al gobierno masista del país se construyan esos caminos que favorecen en gran medida a los pobladores masistas de Chapare, ¿cosa paradójica no?
Fueron bloqueos los que construyeron el gobierno actual, ahora el gobierno actual está pensando cómo bloquear al pueblo para que no bloquee porque siente que los bloqueos están afectando la posibilidad de reelegir al gobierno actual.
Algunos creen -medio que yo también-, que estamos bloqueados desde hace más de 500 años, posiblemente el peor bloqueo, el más dañino, el más nefasto, el más infame sea el bloqueo cultural que sufrimos, claro que tenemos un lindo folklore y también muchas y buenas universidades, pero por alguna razón hemos dejado de pensar en que podemos tener futuro como país y sólo pensamos en nuestro futuro como OTB, como sindicato, como migrante, y lo que es peor, nuestro futuro como partido político o funcionario público con carnet del partido, este y otros traumas criollos son el verdadero bloqueo mental que afecta el desarrollo y prestigio del país.

Jose Ronald del Barco Alcocer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: