Deja un comentario

Aumento salarial


Dos ministros de Estado y representantes de la Central Obrera Boliviana (COB) han comenzado mal acerca de la negociación de aumento salarial, por cuanto ambas partes adoptaron decisiones unilaterales; los primeros plantean la participación del sector empresarial, mientras que los segundos confirman un paro de 24 horas y piden que el diálogo sea directo con el Presidente del Estado Plurinacional.

 

 Directivos de la empresa privada, tampoco asistieron a la primera reunión convocada por el gobierno, porque la invitación llegó muy tarde. El aumento salarial e incremento del salario mínimo vital será otra batalla social y política que se avecina para la semana venidera. Octavio Urquizu, secretario ejecutivo de la COB dijo que la respuesta del gobierno no satisface las expectativas de los trabajadores del país. La propuesta gubernamental consiste en un aumento salarial del 7% y un 15% para el mínimo nacional; en cambio, dirigentes de la entidad gremial piden Bs 8.300 mensual, equivalente a 10 salarios mínimos nacionales.

 

Los empresarios privados del país no hicieron conocer aún su propuesta de aumento salarial. Lo primero que deben acordar las partes involucradas es la participación de representantes de la empresa privada en la fase de negociación de aumento salarial; segundo, comenzar el diálogo a través de comisiones de trabajo y finalmente, si fuera necesaria, la intervención del Presidente del Estado Plurinacional.

 

La experiencia en materia de negociación salarial aconseja que las partes tengan voluntad política para encontrar puntos de convergencia, de acuerdo a la realidad económica y el principio de la racionalidad. Asimismo, debe primar mutua confianza entre representantes del gobierno, la COB y el sector privado para encontrar una solución que compatibilice tanto las pretensiones de los trabajadores como del sector privado y el gobierno nacional.

 

El aumento salarial e incremento del mínimo nacional debe guardar concordancia con la situación económica del país. El carácter rentista de la propuesta salarial no conduce a un buen puerto, pues, una sociedad organizada y consciente de su responsabilidad social, primero debe generar las condiciones necesarias para la producción de la riqueza social y segundo, distribuir de modo equitativo entre sus integrantes.

 

En Bolivia, la organización gremial de los trabajadores incurre en una pretensión desmedida y por su lado, el gobierno nacional propone bases mínimas, como parte de su estrategia de negociación salarial.

 

El aumento salarial concertado entre el gobierno, la empresa privada y los trabajadores del país será un referente determinante para su aplicación en los demás sectores sociales.

 

La “pulseta política” en materia social trae consecuencias directas e indirectas, no sólo para el Estado, sino también para la sociedad en general. Después de la Semana Santa, el gobierno, la COB y los empresarios privados están emplazados para lograr resultados satisfactorios en un diálogo directo y abierto para garantizar la paz social, el trabajo productivo y la convivencia política, condiciones necesarias para el bienestar general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: