1 comentario

Crisis en salud pública

Los profesionales en el área de salud han ingresado a  un paro indefinido en el país, demandando al Gobierno la abrogatoria del Decreto Supremo  1126, de 24 de enero de 2012 que  dispone la reposición de ocho horas  de trabajo diario en el sistema nacional de salud,  tanto en el sector público como la seguridad social a corto plazo. Al paro indefinido se han sumado, los trabajadores de salud a nivel nacional, cuyos dirigentes además, piden la incorporación  al ámbito de la Ley General de Trabajo.

La  extrema medida adoptada por  los profesionales del área de salud (médicos,  dentistas,  enfermeras y otros) afecta en gran medida al servicio de  salud en el sector público, especialmente a los pacientes de escasos recursos económicos que no pueden acceder a los beneficios de la medicina privada.  Los testimonios de los pacientes en distintos  centros hospitalarios de Cochabamba, Quillacollo y el resto del país  revelan la angustia de aquellas personas que  no reciben atención médica y suspensión de operaciones programadas, excepto  los casos de emergencia.

La reposición de la jornada a tiempo completo de ocho horas  diarias y la de medio tiempo de cuatro horas  ha  generado una confrontación radical entre el Gobierno Nacional y los profesionales médicos y los trabajadores  de salud; el paro indefinido del sector no goza de simpatía y adhesión de la población en general, en tanto que el Ministerio de Salud y Deportes  anunció la aplicación de un plan de contingencia, incluyendo descuentos y despidos de personal.

Según el Decreto Supremo de referencia, la reposición de las ocho horas de trabajo diario tiene el “propósito de ampliar el acceso a la atención de salud de la población, optimando el aprovechamiento de la infraestructura instalada, (…); a fin de aumentar el horario de consulta externa, incrementar el tiempo de atención al paciente de internación hospitalaria, brindar atención en el día para la toma de muestras  y atención de laboratorios, y otros servicios de carácter administrativo”.

Según la exposición de motivos de la norma impugnada, el Decreto Supremo No. 06728, de 25 de marzo de 1964 establecía que los médicos, dentistas y farmacéuticos que prestan servicios al Estado y entidades autárquicas tenían la jornada de trabajo de tiempo completo de ocho (8) horas diarias con un sueldo mensual; una jornada de medio tiempo de tres (3) horas al día, con remuneración hora – mes; una jornada de tiempo mínimo de dos (2) horas al día, con remuneración hora – mes; y dedicación exclusiva.

Directivos del sector de  salud,  a su vez rechazan la reposición de las ocho horas diarias, argumentando que afecta sus derechos  y conquistas sociales, por lo que,  piden la abrogatoria del Decreto Supremo 1126 y  no  asistieron a la elaboración de la reglamentación  correspondiente. El reglamento en cuestión regula la aplicación de la jornada laboral de ocho horas en el sistema nacional de salud; dispone que los servicios  de emergencia se realicen  en días hábiles, feriados y fines de semana; los técnicos de salud deben regir sus horarios de trabajo a la jornada laboral de ocho horas y prohíbe el ejercicio privado de la profesión en las jornadas de trabajo contratado.

En consecuencia,  la crisis del sistema  nacional de salud  afecta, no sólo a las partes involucradas,  sino a  la sociedad en general; el  derecho  de acceso a la salud constituye la principal prerrogativa de las personas,  en  el marco de la Constitución Política del Estado.

La solución de problemas estructurales en el sector de salud debe  ser asumida en forma compartida, tanto por los distintos niveles de gobierno como los profesionales del área de salud y la propia sociedad.  La aplicación de   disposiciones generales y objetivas, demanda también ciertos niveles de consenso y de concertación.

Anuncios

Un comentario el “Crisis en salud pública

  1. Sr. Director: sólo un ejemplo para que haga un análisis de lo que puede suceder, supongamos que los médicos acepten trabajar las 8 horas, quiere decir que para consulta externa ya no solo se repartirán 30 fichas como ocurre con las 6 horas de trabajo, aumentarán por lo menos a 40 fichas para las 8 horas, si el paciente acude a un centro hospitalario a las 6 de la mañana para obtener una ficha, ese paciente con suerte será el uno o el dos, pero los demás recibirán hasta la ficha 40, entonces ese paciente número cuarenta, tendrá que esperar hasta las 4 de la tarde,para que sea atendido, hora que finzaliza su labor el galeno, si es que entrara a trabajar a las 8 de la mañana, aparte que el médico tiene un descanso al medio día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: